Receta de sopa de acelgas con papas

Recetas de sopa de acelgas

Los montones de acelgas multicolores del puesto de Indian Line Farm me llamaron este fin de semana pasado. Y las patatas Yukon Gold recién cavadas en el puesto de al lado también tenían algo que decir. Comunicaban sopa.

Para cualquier sopa, hay que empezar con un buen caldo, ya sea de verduras, pollo, ternera o pescado. En este caso, recurrí a mi reserva de jugo de pollo asado congelado de mi último pollo asado a las hierbas en primavera, diluido con un poco de agua filtrada. El gochujang (un condimento coreano denso que se elabora mediante la fermentación de chile rojo, arroz glutinoso y soja) parece que podría ser muy picante por su color rojo intenso, pero en la dosis adecuada es mucho más que calor: aporta un sabor dulce y complejo de umami profundamente fermentado a estos ingredientes de temporada, de modo que con una rebanada de pan de campo se tiene una comida.

En una olla de fondo grueso, se pone a fuego medio y se añade el aceite de oliva. Una vez que el aceite esté brillando un poco, añada la cebolla y el ajo y remueva enérgicamente, baje el fuego y cocine sin dejar de remover hasta que las cebollas estén translúcidas.

  Sopa de vichisua receta

Sopa italiana de acelgas

2. Calentar el aceite en una olla grande o en un horno holandés a fuego medio. Añadir el pimiento y la cebolla, y sazonar con sal y pimienta, si se desea. Cocinar 5 minutos o hasta que se ablanden. Añadir las patatas y cocinar durante 10 minutos o hasta que estén tiernas. Incorporar el ajo, y cocinar 2 minutos más.

3. Añadir el caldo, 1 taza de agua, las judías machacadas y enteras, y la nuez moscada a la olla; llevar a ebullición. Reducir el fuego a medio-bajo, y cocinar a fuego lento de 12 a 15 minutos. Añadir las acelgas y sazonar con sal y pimienta, si se desea. Cocer a fuego lento 5 minutos, o hasta que las acelgas estén marchitas.

Recetas de sopa de acelgas arco iris

Esta es una receta fácil y deliciosa de sopa vegana de patatas y puerros con acelgas. Es perfecta para un día fresco de lluvia, o después de un día de trabajo duro.    Tengo que admitir… que nos comimos toda la olla de esta sopa de patatas y acelgas de una sola vez.    ¡Que no queden sobras es definitivamente el signo de una buena comida!

Descubre más recetas de UVK, como los Gnocchi con acelgas y tomates, los Hojaldres veganos con acelgas, patatas y garbanzos, la Sopa de coliflor y puerros vegana o el Budín de pan vegano con puerros y acelgas.

1. En primer lugar, querrás saltear los aromáticos para la sopa de acelgas. En una olla grande y pesada o en un horno holandés, añade la cebolla, los puerros, el ajo, el aceite de oliva, la sal, la pimienta negra, el tomillo y las hojas de laurel, y saltea a fuego medio durante 5 minutos.

  Sopa de apio y cebolla receta

5. Una vez que se haya mezclado a tu gusto, añade las acelgas, el perejil, la levadura nutricional y el vinagre de sidra de manzana.    Pruebe y ajuste los condimentos (¿más sal? ¿pimienta negra? ¿más vinagre de sidra de manzana?). Sirve la sopa vegana de patatas y acelgas con un pan crujiente o una tostada de ajo. Que la disfrutes.

Receta de sopa de acelgas y zanahorias

En una cacerola grande, calentar el aceite, añadir el ajo y la cebolla y saltear hasta que se ablanden. Añada el apio, las patatas, las acelgas y el jamón serrano y mézclelos con la mezcla de cebolla. Añadir el caldo de pollo y llevar a ebullición, luego tapar y reducir a fuego lento, cocinando hasta que las patatas estén muy tiernas, unos 25 a 30 minutos. Triturar las patatas en la sartén con un pasapurés hasta que estén bien desmenuzadas. Añadir el vinagre y cocinar la sopa sin tapar durante otros diez minutos para concentrar los sabores. Añadir sal y pimienta al gusto. Servir, adornando cada cuenco con una pizca de cebollino picado y una cucharada de crema agria. Rinde 9 tazas.

  Sopa pepitoria receta

En una cacerola grande, calentar el aceite, añadir el ajo y la cebolla y saltear hasta que se ablanden. Añadir el apio, las patatas, las acelgas y el jamón serrano y mezclar con la mezcla de cebolla. Añadir el caldo de pollo y llevar a ebullición, luego tapar y reducir a fuego lento, cocinando hasta que las patatas estén muy tiernas, entre 25 y 30 minutos. Triturar las patatas en la sartén con un pasapurés hasta que estén bien desmenuzadas. Añadir el vinagre y cocinar la sopa sin tapar durante otros diez minutos para concentrar los sabores. Añadir sal y pimienta al gusto. Servir, adornando cada cuenco con una pizca de cebollino picado y una cucharada de crema agria. Rinde 9 tazas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad