Como se hace la sopa de tomate casera

Sopa de tomate en lata

Tom Douglas es un chef galardonado con el premio James Beard y propietario de varios restaurantes populares de la zona de Seattle: Dahlia Bakery, Etta’s Big Mountain BBQ, Serious Pie, Seatown Rub Shack and Fishfry, Lola y The Carlile Room. Además de supervisar su grupo de restaurantes, Douglas copresenta un programa de radio semanal en directo llamado “Seattle Kitchen” y ha publicado cinco libros de cocina.

La receta de sopa de tomate cremosa del chef de Seattle Tom Douglas se prepara rápida y fácilmente con unos pocos productos básicos de la despensa, como tomates enteros en conserva, ajo, cebolla y aceite de oliva virgen extra. Condimentos secos como copos de pimiento rojo triturado, semillas de apio, orégano, sal y pimienta intensifican los sabores de la sopa, que está lista en sólo 30 minutos.

Esta sopa está deliciosa cuando se toma sola, pero la gloria suprema son los picatostes de mantequilla marrón recién hechos que se esparcen por encima. Añaden un contraste crujiente y un toque de riqueza, y se pueden preparar mientras la sopa hierve a fuego lento. Tomados juntos, la sopa y los picatostes son un ejemplo de lo satisfactoria que puede ser una comida sencilla. Seguro que esta receta de sopa de tomate casera se convertirá en parte de su repertorio habitual.

¿Es saludable la sopa de tomate casera?

La sopa de tomate es una excelente fuente de antioxidantes, como el licopeno, los flavonoides y las vitaminas C y E, entre muchos otros ( 3 , 7 ). El consumo de antioxidantes se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer y enfermedades relacionadas con la inflamación, como la obesidad y las cardiopatías ( 3 , 8 , 9 ).

¿Es necesario pelar los tomates para la sopa?

Le convendrá pelar los tomates siempre que busque una textura completamente lisa, por ejemplo, al preparar una sopa caliente, un guiso o una salsa de tomate. Sin embargo, esto depende en gran medida de las preferencias de cada uno. No es necesario pelar los tomates si no te importa que tengan piel.

  Ingredientes para hacer sopa de menestron

¿Está bien comer sopa de tomate todos los días?

Los antioxidantes del tomate pueden ayudar a proteger contra el daño celular, mientras que su contenido en fibra contribuye a regular los niveles de azúcar en sangre. La sopa de tomate es una gran opción para las personas con diabetes. ¡Puedes tomar sopa de tomate todos los días!

Cómo hacer sopa de tomate casera con pasta de tomate

Esta sopa de tomate clásica es rica y tiene una textura aterciopelada. Es fácil de hacer con tomates enlatados, y perfectamente adecuada para todas tus necesidades de mojar queso a la plancha. Es mejor que una lata de Campbell’s e igual de fácil.

La sopa de tomate y los sándwiches de queso a la plancha son mejores cuando el aire se vuelve fresco, las mañanas son húmedas y los días cortos. La sencillez de la sopa no hace sino acentuar su papel como tintura en una fría tarde de otoño. Su textura aterciopelada es un manto de calidez.

Tanto si has enlatado tus propios tomates como si los has comprado en la tienda, esta sopa se prepara en unos 20 minutos con productos básicos de la despensa: tomates enlatados y salsa de tomate, sal, pimienta y, por supuesto, mantequilla.

Pica una cebolla, añade un poco de ajo y déjalo cocer a fuego lento. Yo utilizo una batidora de inmersión para hacer el puré, pero si no tienes una, no te preocupes. También puedes usar una batidora de encimera o no molestarte en batirlo.

Por supuesto. La sopa de tomate es la receta perfecta para preparar con antelación y guardarla para una comida entre semana. También puedes dársela a una amiga que se esté recuperando de una enfermedad, que acabe de tener un bebé o que se sienta un poco agobiada y necesite una comida casera. Haz un lote doble, congela la mitad y tenlo listo cuando tú (o alguien a quien quieres) lo necesite.

  Como hacer sopa de cola de res

La mejor receta de sopa de tomate

Esta receta de sopa de tomate utiliza tomates frescos y te recordará a la famosa cocina de tu madre. Seguro que la lata de sopa de tomate funciona en un apuro de tiempo, pero nada supera los deliciosos sabores de una sopa que has hecho desde cero con ingredientes frescos. Así que dile adiós a la sopa enlatada para siempre y hola a tu nueva receta favorita de sopa de tomate.

A veces estamos tan obsesionados con la facilidad de usar sopa enlatada, que olvidamos que hacer sopa casera también es fácil. Encontrarás la receta completa a continuación, pero aquí tienes una breve idea de lo que puedes esperar de esta receta de sopa de tomate:

En una olla grande, hierve los tomates, la cebolla, los dientes de ajo y el caldo de pollo hasta que los sabores se mezclen, unos 20 minutos. Pase la mezcla por un pasapurés y viértala en un bol grande. Así se separan los trozos grandes y la piel del tomate.

Esta receta rinde seis porciones, así que si necesita congelar las sobras, ¡no hay problema! Simplemente vierte porciones individuales de sopa de tomate (completamente enfriada) en bolsas con cierre hermético y elimina el exceso de aire. Etiquétalas con la fecha y congélalas hasta tres meses.

Cómo hacer sopa de tomate casera con tomates en conserva

Si alguna vez has hecho una sopa de tomate y has sacado un poco de piel del tomate, sabrás que no siempre es la textura más apetecible. A veces, se desea la textura más suave y sedosa posible para una salsa o sopa, y para esos casos, lo ideal es utilizar tomates pelados.

Por desgracia, pelar tomates puede ser más complicado que una verdura típica. Si intenta utilizar un pelador de verduras para la tarea, a menudo perderá más pulpa de la que le gustaría. También hay otros métodos, como el microondas o la congelación; ambos parecen sencillos, pero el primero puede calentar la fruta de forma desigual y el segundo lleva demasiado tiempo.

  Como hacer sopa de apio y cebolla

La mejor forma de pelar un tomate es hervirlo primero para que se desprenda la piel. A diferencia de otros métodos, el hervido es rápido, fácil y escama eficazmente. Después de hervirlos, los tomates se sumergen en un baño de agua fría para que estén lo bastante fríos como para pelarlos con las manos.

Con este método se pueden pelar la mayoría de las variedades de tomates. La mayoría de las recetas requieren pelar tomates de tamaño mediano a grande, pero los tomates cherry grandes también pueden seguir este proceso. Los tomates pequeños probablemente sólo necesiten unos segundos en agua hirviendo antes de que la piel esté lista para pelarse.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad