La sopa com

Definición de sopa

Sarah: Bueno, me gusta cocinar muy fácil. Así que compro carne ya cortada, normalmente pollo, y luego arroz, normalmente arroz integral, y luego compro verduras. Así que después de comprar los ingredientes, los troceo y lo pongo todo junto en agua hasta que hierve y añado algún condimento.

Sarah: Quizás, a veces. Si creo que me voy a cansar de comerlo durante la semana, quizá haga suficiente para tres o cuatro comidas. Pero si es algo que me parece realmente delicioso y sé que quiero comerlo todos los días, entonces hago mucho.

Tipos de sopa

La sopa es una auténtica maravilla de la alquimia. Juntos, el agua, las cebollas y el tiempo convierten el agua en caldo, lo insípido en sabroso y lo fino en espeso. Pero para obtener esos resultados, el proceso es fundamental: las mejores sopas mezclan sabores en cada paso del proceso. Le enseñaremos los componentes básicos de la sopa y, a continuación, le guiaremos para combinarlos con una receta básica que le ayudará a transformar prácticamente cualquier ingrediente en una comida sencilla y satisfactoria.

Antes de empezar, imagínese la sopa ante la que quiere sentarse y déjese guiar por ella. Hay tres tipos principales: caldosas, con trozos o en puré. Sea cual sea el tipo, todas las sopas siguen un camino similar hacia la exquisitez: Los ingredientes aromáticos y principales se ponen en una olla, se añade un líquido y se cuece todo a fuego lento hasta que esté hecho.

  Va siempre en la sopa pero nunca has de comer

Ahora que ha elegido su sopa, querrá empezar a construir su base. Elige una grasa de cocina en función de la cocina en la que te hayas inspirado: mantequilla para una sopa francesa, aceite de oliva para una italiana. Y utiliza el mismo razonamiento para seleccionar una base aromática de verduras picadas, ya sean versátiles ajos y cebollas, el clásico mirepoix, el soffritto italiano o las chalotas y el jengibre del sudeste asiático. (A continuación, selecciona los condimentos, limitándote a tres o menos para no enturbiar los sabores.

Actor “nazi de la sopa

El nazi de la sopa es también el apodo del personaje homónimo, Yev Kassem, interpretado por Larry Thomas. El término “nazi” se utiliza como una exageración de la estricta reglamentación que exige a sus clientes (cf. nazi de la gramática). Elaine, en particular, entra en conflicto con Kassem, mientras que Jerry y George se pelean por el comportamiento cariñoso de Jerry con su novia.

Jerry, George y Elaine visitan un nuevo puesto de sopas. Jerry explica que el propietario, Yev Kassem, es conocido como el “nazi de la sopa” debido a su insistencia en un comportamiento estricto al hacer un pedido, pero sus sopas son tan extraordinariamente deliciosas que el puesto está constantemente lleno. De camino, Elaine se fija en un hombre en la acera con un armario en venta. Renuncia a comprar la sopa. Sin embargo, el portero de su edificio le informa de que los domingos no está permitido el traslado de muebles, así que le pide a Kramer que vigile el armario y promete conseguirle a cambio la sopa de Kassem. Durante su ausencia, dos hombres intimidan a Kramer y roban el armario.

  Sopa de nabiças com grão

Sopa de charla

Durante siglos, a la sopa de pollo se la ha llamado “penicilina judía”: un potente remedio contra la gripe y los desagradables resfriados invernales. Ahora la investigación ha demostrado lo que los cocineros judíos han sabido durante siglos: la sopa de pollo contiene una miríada de beneficios para la salud, desde hacernos sentir mejor cuando estamos enfermos hasta ayudar a prevenir los resfriados y la gripe en primer lugar.

Una de las formas en que la sopa de pollo nos mantiene sanos es mejorando la función de los cilios, los diminutos pelillos situados en el interior de nuestra nariz, que repelen los contagios para que no entren en nuestro organismo. La sopa de pollo también despeja los mocos, reduciendo el tiempo que los virus pasan en contacto con el revestimiento de nuestras fosas nasales y disminuyendo la probabilidad de infección.

  Que significa soñar comiendo sopa

Otros líquidos calientes también pueden ayudar a despejar la nariz taponada, pero parece que la sopa de pollo tiene algo especial que la hace especialmente eficaz. Investigadores del Centro Médico Mount Sinai de Miami compararon la sopa de pollo con el agua, dividiendo a un grupo de voluntarios en tres categorías: a un tercio le pidieron que bebiera agua fría, a otro tercio que bebiera agua caliente y a otro tercio que bebiera sopa de pollo. Los que bebieron sopa de pollo experimentaron la mayor mejoría de la congestión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad